El Australian Open reunirá a los mejores del mundo.

Será el primer Grand Slam del año en el tenis sobre silla de ruedas.

El Parque Olímpico de Melbourne será sede del torneo en la última semana de enero. Los mejores ocho tenistas del tenis paralímpico tienen asegurada su participación, tanto en los hombres como las damas. 

El torneo es de suma importancia por la cantidad de puntos que reparte para el ranking, por lo que se esperan partidos de primer nivel. Los premios económicos también son llamativos: se repartirán 90  mil dólares en total.



En la final varonil del año pasado hubo un latinoamericano, el argentino Gustavo Fernández quien perdió contra el número 1 del mundo Shingo Kunieda. Este año Fernández llega como 4 del mundo y busca repetir el éxito de la ultima edición. 
Reacciones: