España consigue 5 medallas en Mundial de Paraciclismo



El equipo español que participó entre el 10 y el 13 de abril en el Mundial de Ciclismo en Pista de Aguascalientes (México) regresa con cinco medallas: dos de oro, dos de plata y una de bronce. Al oro de Alfonso Cabello en el kilómetro y las platas de Ignacio Ávila—Joan Font y Juanjo Méndez en persecución, se unieron en la última jornada otro oro y un bronce, logrados por el equipo masculino C1—C5 y el tándem José Enrique Porto—José Antonio Villanueva en velocidad.




El equipo español de velocidad C1—C5, formado por Eduardo Santas, Amador Granado y Alfonso Cabello, consiguió pasar las clasificatorias matinales con el mejor resultado (50”307) y superó a equipo tan potentes como China (51”015), Rusia (51”242), Estados Unidos (51”279) y Gran Bretaña (51”299), muy ajustados entre sí.

Y en la serie definitiva, el comportamiento del trío español fue incluso mejor, con un tiempo de 49”268 frente a los 50”630 del combinado chino. Así, sumaban la segunda medalla de oro para España, también la segunda para Cabello.

Precisamente el cordobés Alfonso Cabello realizó la mejor actuación nacional en este Campeonato, al adjudicarse la medalla de oro con nuevo récord mundial en el kilómetro de la clase C5. Con un espectacular registro de 1’01”683, el joven andaluz subió a lo más alto del podio y se adjudicó la triple corona, pues ya se proclamó campeón paralímpico en Londres 2012, dejando el récord del mundo en 1’05”947.

Las dos medallas de plata se consiguieron en la primera y la segunda jornada, a manos del tándem Ignacio Ávila—Joan Font y de Juanjo Méndez, respectivamente.

El tándem formado por los catalanes Ignacio Ávila y Joan Font consiguió la medalla de plata en la prueba de persecución. Los españoles no pudieron superar en la final a los australianos Matt Formston y Michael Curran, que habían marcado el mejor tiempo en la clasificatoria matinal, por apenas un segundo. Por la tarde fueron casi cinco segundos de diferencia (4’13”105 a 4’18”127), aunque ello no empaña el gran papel de los ciclistas españoles, debutantes en un Mundial de pista. De hecho, con el 4’12”633 de las clasificatorias pulverizaron el récord de España y, durante algunos minutos, también el del mundo.

Al día siguiente, el barcelonés Juanjo Méndez conquistaba la otra plata, también en persecución de la clase C1, reservada para los ciclistas con discapacidad física o parálisis cerebral más afectados. Méndez se metió en la final de la persecución, tras haber marcado en las clasificatorias el mejor tiempo (4’03”843). Sin embargo, en la lucha por el oro no pudo superar al argentino Rodrigo López, que salió a doblar al español aunque no lo consiguió. Finalmente, López marcó un tiempo de 3’55”768 y Méndez, —pese a las temperaturas por encima de 40 grados—, mejoró sensiblemente su registro de la mañana y estableció un nuevo récord de España con 4’01”593.

La quinta medalla española, ésta vez de bronce, la lograron en la última jornada los madrileños José Enrique Porto y José Antonio Villanueva en la prueba de velocidad para tándems. En la clasificatoria marcaron el tercer tiempo (10”178), por delante de la otra pareja española, Ignacio Ávila—Joan Font, que marcaba un sensacional cuarto registro, teniendo en cuenta que no es su especialidad (10”245).

Porto y Villanueva superaban su ronda de cuartos, pero no las semifinales ante el dúo australiano Kieran Modra—Jason Nibblett, por lo que se veían relegados a luchar por el bronce contra el otro tándem australiano, Paul Kennedy—Thomas Clarke. Fueron necesarios tres enfrentamientos ya que, por decisión arbitral, el primero fue concedido a los ciclistas de las antípodas, aunque los españoles remontaron, ganando el segundo y el desempate. Gracias a esta medalla de bronce, Porto y Villanueva se recuperan de la mala suerte sufrida en el kilómetro, su gran especialidad, donde rompieron dos veces el plato y fueron descalificados cuando tenían serias opciones de podio.

Con estos cinco metales que han situado a España en el quinto lugar del medallero, el equipo nacional mejora considerablemente el resultado conseguido en el anterior Campeonato del Mundo, celebrado en Los Ángeles a principios de 2012, cuando consiguió una medalla de plata y cuatro de bronce.

Al término de la competición, el seleccionador nacional, Félix García Casas, hacía balance de lo conseguido: “Un Mundial fantástico en cuanto a resultados, que han reafirmado el potencial de nuestros ciclistas en la pista y rentabilizado todo el esfuerzo personal, material y económico realizado para poder acudir a este mundial en las mejores condiciones posibles”. “Se han batido muchos récords con tiempos que serán difíciles de superar a no ser que sea en condiciones como las de este velódromo y que dos de ellos tuvieron como protagonistas a ciclistas españoles”, concluyó
Reacciones: