El Comité Paralímpico Internacional impone fuerte castigo a dirigente español.

Carlos Campos ha sido excluido de toda
actividad  hasta el 2020.


Campos fue encontrado culpable de romper el código de ética del Comité Paralímpico Internacional en los pasados Juegos Paralímpicos de Londres, cuando ayudó a los turcos a alcanzar la última plaza para los Juegos, haciendo a un lado a Colombia y Japón.

Una investigación del Comité Paralímpico Internacional, después de la protesta interpuesta por el CPN de Japón ante la Corte de Arbitraje Deportivo(CAS) ha concluido en que el español Carlos Campos pudo haber entrado en un conflicto de intereses, después de que fue descubierto un contrato económico entre el dirigente internacional del fútbol para ciegos y la Federación del Deporte para Ciegos en Turquía durante el 2011.


En noviembre del 2011 no hubo equipos de África que calificaran a Londres 2012, lo cual permitió a Turquía hacerse de un boleto para Londres.

El Comité Legal y de Ética del CPI determinó que Campos quien recibió pagos de la federación turca, dirigió el consejo que determinó quien seria el último participante en el fútbol para ciegos de Londres 2012, dejando a un lado a las selecciones de Colombia y Japón.

La Federación Internacional Del Deporte para Ciegos ha impuesto un castigo hasta el 2020 al igual que el Comité Paralímpico Internacional, el español no podrá formar parte en ninguna competición local ni internacional, aparte de no poder ser admitido en ninguno de los organismos que se rigen bajo las normas de IBSA y el CPI.
Reacciones: