Pese a la crisis, los paralímpicos ucranianos ya viajaron a Sochi

La tensión entre Rusia y Ucrania crece día con día, a un par de dias de que de inicio los Juegos Paralímpicos de Sochi, Ucrania ha decidido enviar a sus representantes nacionales, aunque su participación en los eventos deportivos aun está en el aire.

Agencias.-Ucrania llevará una delegación de 23 atletas a los Juegos Paralímpicos que comienzan el viernes en la ciudad rusa de Sochi, pese al conflicto entre ambos países. "El equipo está ya ahí y de momento tiene previsto participar", dijo Eva Werthmann, portavoz del Comité Paralímpico Internacional (CPI).

Iurovska la líder del equipo ucraniano.




De los 45 países participantes, 39 habían llegado ya hoy al balneario a orillas del Mar Negro, donde nueve días atrás se clausuraron los Juegos Olímpicos de invierno. El conjunto ucraniano será liderado por la biatleta y esquiadora de fondo Olena Iurkovska, ganadora de cinco oros, cinco platas y cinco bronces en Juegos Paralímpicos. 

En cambio, dos miembros de la familia real de Suecia y Noruega confirmaron hoy que no concurrirán a los Juegos debido a la incursión militar rusa en la península ucraniana de Crimea. La princesa Marta Luisa de Noruega, que patrocina diversas fundaciones para discapacitados, canceló su presencia en los Juegos por consejo del Gobierno de su país. El palacio real sueco informó a su vez que la princesa heredera Victoria también canceló su visita. El lunes, Estados Unidos anunció que no enviará una delegación presidencial a los Juegos en protesta por la incursión de Rusia en territorio ucraniano. Previamente, el primer ministro británico, David Cameron, dio a conocer que debido a la crisis tampoco acudirán ministros de su Gobierno a la cita olímpica. 
Y el príncipe Eduardo, hijo menor de la reina Isabel II de Inglaterra, anunció que no viajará por "orden del Gobierno". 

Protestas similares se habían hecho en meses anteriores contra el gobierno ruso, cuando este aprobó leyes que castigan la conducta homosexual en público, esto generó fuertes criticas por la comunidad internacional, así como por el Comité Olímpico Internacional (COI).
Reacciones: