Elefante blanco, la construcción de Centro Paralímpico en Irapuato.

Escándalo en México por el despilfarro y total abandono del Centro Paralímpico de Irapuato en donde se invirtieron casi 30 millones de dolares, . Este caso se une a otros tanto s
que involucran al ex director de la CONADE Bernardo de la Garza por su mala administración mientras estuvo al frente.




Reportaje de AM.com.mx.-

En marzo de 2012, cientos de atletas con alguna discapacidad fueron invitados a la inauguración del Centro Paralímpico ubicado en la carretera Silao-Irapuato. En el acto, el entonces presidente Felipe Calderón presumió las instalaciones como las mejores de Latinoamérica.

Desde entonces -hace ya casi dos años- los atletas minusválidos no han vuelto al centro deportivo para entrenar y mucho menos para competir. La obra, en la que se invirtieron 306 millones de pesos de fondos federales, está abandonada.

“Nos invitaron solamente para la foto con el Presidente”, reprochó Roberto Negrete Ornelas, basquetbolista en silla de ruedas.

“Es un elefante blanco”, completó José Mojica, otro atleta con discapacidad.

El centro deportivo se construyó en un terreno de 30 hectáreas donado por la Universidad de Guanajuato, en la comunidad El Copal.

La falta de mantenimiento y de uso, durante 22 meses, ha provocado que las instalaciones ya estén deterioradas.

AM hizo un recorrido por el Centro Paralímpico y encontró que las instalaciones carecen de vigilancia; las áreas de recepción, casetas de acceso, sanitarios y comedores están abandonados, algunos espacios sin puertas y sin cerraduras.

La pista ya está dañada por la falta de mantenimiento. El pasto está crecido y con arbustos silvestres.

Una de las canchas de pasto sintético está techada, con una estructura metálica de más de 30 metros de altura en forma ovalada, donde se alojan aves; una muestra del desuso es que hay hasta ratas muertas sobre el césped, excremento y plumas de palomas.

Las redes de las porterías y banderines de los tiros de esquina, también presentan daños.

La única zona del Centro resguardada por dos vigilantes es la alberca olímpica, que se encuentra en un edificio contiguo, al fondo del predio.

De acuerdo con el proyecto, esta área acuática del centro tiene pasillos subterráneos para que los entrenadores supervisen el trabajo de los nadadores, pero tampoco ha sido utilizada.

Uno de los guardias, de unos 50 años, dijo que ni ellos tienen acceso al edificio, que actualmente se estaba drenando el agua, y que hay un ingeniero que viene de Guadalajara “a darse sus vueltas”.

El otro guardia dijo que estaba prohibido tomar fotografías y pidió al reportero que se retirara.
Reacciones: