España se llevó a casa 7 medallas en los europeos de tenis de mesa 2013



La selección española consiguió finalizar el Campeonato de Europa de Tenis de Mesa Paralímpico, organizado por la Federación Italiana de Tenis de Mesa y que se disputó en la ciudad de Lignano Sabbiadoro entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre. Los jugadores españoles conquistaron siete medallas, tres platas y cuatro bronces, cuatro de ellas individuales y el resto por equipos.

En la competición individual, celebrada entre el 28 y el 30 de septiembre, el sevillano Álvaro Valerase quedó a un paso de alzarse con el título continental, tras caer en la final de la clase 6 por 3—0 ante el danés Peter Rosenmeier, lo que le permitió subir al segundo cajón del podio. Previamente, el jugador español se había impuesto con solvencia en todos sus encuentros.

Así, resolvió la primera fase sin excesivas complicaciones y endosó un contundente 3—0 a sus dos rivales de grupo, el alemán Thomas Kusiak y el suizo Valentin Kneuss. En cuartos de final, el oponente de Valera fue el rumano Bobi Simion, quien también terminó sucumbiendo ante el sevillano por 3—0. Este mismo resultado se produjo en las semifinales, ante Aleksandr Esaulov.

En la clase 10, el granadino José Manuel Ruiz y el aragonés Jorge Cardona conquistaron sendas medallas de bronce, tras caer en la ronda de semifinales y no disputarse los partidos por el tercer y cuarto puesto. Ruiz superó con dificultades la fase de grupos, después de cosechar una victoria, ante el polaco Sebastian Powrozniak (3—1), y una derrota, ante el holandés Bas Hergelink (1—3). En cuartos de final, Ruiz eliminó al ruso Pavel Lukyanov (3—1). Y, en las semifinales, cayó ante el polaco Patryk Chojnowski (0—3), quien terminó llevándose la victoria final.

Por su parte, el aragonés Jorge Cardona también inició la competición con una victoria y una derrota en la fase inicial. Cardona no pudo con el polaco Chojnowski (0—3), pero sí logró derrotar al alemán Michael Roll (3—0). En la ronda de cuartos de final, el palista zaragozano se impuso por 3—0 al británico Kim Daybell, pero no pudo hacer lo propio frente al holandés Hergelink, que venció 3—1.

Finalmente, la tercera medalla de bronce en la competición individual para la delegación española llegó de la mano de Eduardo Cuesta (clase 11 para tenistas de mesa con discapacidad intelectual). El madrileño concluyó la primera fase con pleno de victorias, después de imponerse al belga Florian Van Acker (3—2), al italiano Giacomo Abbate (3—0) y al ruso Aleksandr Efremov (3—0).

En las rondas finales, Cuesta derrotó al ucraniano Andrii Navrotskyi (3—2) en octavos y al polaco Kamil Baluszek (3—1) en cuartos, sin embargo, no pudo con el húngaro Peter Palos (2—3) en semifinales. De este modo, el palista madrileño se hizo con la medalla de bronce.

El resto de participantes españoles en estas rondas individuales del Campeonato de Europa no consiguió hacerse con ninguna de las medallas en juego. Alberto Seoane (clase 7) cayó en octavos de final ante el ruso Aleksand Esaulov (2—3); Jordi Morales (7) se quedó a las puertas de las semifinales, tras ceder en cuartos ante el ucraniano Mykhaylo Popov (3—1); Iker Sastre (2) y Miguel Rodríguez (3) se despidieron de la competición en octavos; y, finalmente, Alfonso Borja Montiel (3) y Juan Bautista (9) no lograron superar la fase de grupos.

En las pruebas por equipos, en la clase 3, Iker Sastre, Miguel Rodríguez y Alfonso Borja Montielcompitieron en el grupo A, junto a Alemania e Italia. Los palistas españoles cayeron por 0—3 ante los alemanes, pero consiguieron doblegar a los italianos por 3—1, con lo que obtuvieron la segunda plaza del grupo y la clasificación para las semifinales, ronda en la que fueron derrotados por el conjunto austriaco, que se llevó la plata. A pesar de ello, los deportistas españoles se colgaron la medalla de bronce.

En la clase 7, por su parte, Álvaro Valera, Jordi Morales y Alberto Seoane comenzaron de forma arrolladora la fase de grupos y lograron imponerse sin excesivas complicaciones a las selecciones de Alemania (3—1), Bélgica (3—0) e Italia (3—0). En semifinales, Valera, Morales y Seoane se encontraron ante el equipo de Gran Bretaña, ante quienes encontraron mayores dificultades, pero a los que terminaron derrotando por un apretado 3—2. Sin embargo, el conjunto español no pudo hacerse con la victoria en la gran final, en la que no pudo superar a Ucrania en un choque que finalizó con un resultado de 3—0. De este modo, el equipo nacional de clase 7 se ha llevado la medalla de plata.

Y, por último, los hombres de la escuadra española en la clase 10, José Manuel Ruiz, Jorge Cardona y Juan Bautista, también iniciaron de manera sensacional su participación en la competición por equipos, en la que estuvieron encuadrados en el grupo B y donde vencieron a Rusia, por 3—1, y a Hungría y Holanda, por 3—0.

Los españoles continuaron con su racha victoriosa en las semifinales, en las que dominaron claramente el choque ante Francia, que concluyó con un marcador de 3—0. Sin embargo, en la final, los jugadores de España no pudieron culminar su buena actuación y tuvieron que conformarse con la medalla de plata tras caer ante Polonia por 1—3.

La competición, organizada por la Federación Italiana de Tenis de Mesa, contó con la presencia de un total de 290 deportistas, 84 mujeres y 206 hombres, procedentes de 29 países: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Letonia, Macedonia, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Rusia, Serbia, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania.

El Tenis de Mesa paralímpico es una disciplina deportiva que practican personas con discapacidad física e intelectual y que comprende 11 clases, en función del grado de discapacidad de los jugadores. Los deportistas de las clases 1 a 5 compiten en silla de ruedas, siendo los de la clase 1 los más afectados, mientras que los de las clases 6 a 10 juegan de pie, siendo los de la clase 10 los más leves. En la clase 11, compiten los deportistas con discapacidad intelectual.
Reacciones: