Esther Vergeer, la leyenda del tenis sobre silla de ruedas dice adiós.

La holandesa Esther Vergeer, una de las grandes figuras del deporte paralímpico, con 470 victorias consecutivas e invicta desde hace diez años, anunció este martes que se retira de la competición de tenis sobre silla de ruedas.
"Un día muy especial: retirada oficial del tenis y aparición de mi libro", escribió en Twitter la holandesa, de 31 años, que ganó cuatro medallas de oro en individuales y tres en dobles en los Juegos Paralímpicos.
"No ha podido ser más lindo", declaró Esther Vergeer en una rueda de prensa en Rotterdam, señalando que le hizo falta mucho coraje para tomar esta decisión.

"He tenido una carrera loca", añadió, emocionada, en el apogeo de su carrera. "No puedo obtener nada más. El círculo está cerrado".
Al presentar su biografía, titulada "Fueza y vulnerabilidad", añadió que "todo no fue dorado, también tuve mis dudas, de ahí este título".
El legendario futbolista Johan Cruyff aseguró que Vergeer es "un ejemplo para todo el mundo. Nos quejamos pronto de pequeños males o de dolores de cabeza, pero gente como Esther pasan otras cosas para poder conseguir algo".
"Pueden ir más lejos que nosotros y todos debemos tomar ejemplo", añadió el exfutbolista.
Esther Vergeer, número uno mundial desde 1999, no ha perdido ningún partido en individuales desde enero de 2003 y logró su primer título paralímpico en Sídney en 2000.
La holandesa, que siempre dijo que no buscaba batir el récord histórico de 555 victorias consecutivas del jugador paquistaní de squash Jahangir Khan entre 1981 y 1986, declaró que "mucha gente" olvida que debía "trabajar duro" para lograr tantas victorias.
Esther Vergeer es parapléjica desde un accidente médico a la edad de 8 años y se inició en el tenis en silla de ruedas durante su reeducación.
Reacciones: