Integración a CIMA y construcción del centro de alto rendimiento: grandes logros del deporte adaptado.


México ha invertido fuertes cantidades estos últimos meses.

EL deporte adaptado tuvo dos eventos que marcaron su desarrollo durante el 2012, previo a los Juegos Paralímpicos de Londres.

Primero fue la inclusión de deportistas al programa CIMA, así como la construcción del Centro Paralímpico Nacional de Irapuato, Guanajuato.

En febrero pasado se hizo oficial la integración de los primeros 15 deportistas paralímpicos al programa del fideicomiso, los cuales fueron integrados gracias a sus resultados en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Los primeros beneficiarios de este programa fueron Nely Edith Miranda, Juan Ignacio Reyes, Patricia Valle y Pedro Rangel en natación; Amaila Pérez en powerlifting; Mauro Máximo de Jesús y Mario Santillán en atletismo y Eduardo Ávila en judo, quienes en el 2008 obtuvieron presea dorada.

También ingresaron Doramitzi González, en natación; María de los Ángeles Ortiz, en atletismo y Lenia Ruvalcaba en judo, quienes consiguieron plata. Otros competidores que se adjudicaron el tercer lugar fueron Jeny Velasco y Luis Alberto Zepeda Félix, en atletismo; junto con Laura Cerero y Perla Bárcenas, en powerlifting, se encuentran en la lista.

Cabe destacar que todos ellos lograron además al menos una medalla en los pasados Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011, lo cual les dio el derecho de sumarse al programa de becas y al igual competidores del deporte convencional, los paralímpicos contarán con apoyos económicos.

Por otra parte, en marzo del 2012 se entregó la primera etapa del Centro Paralímpico Nacional, mismo que se construyó en Irapuato y es considerado el mejor en su tipo en América Latina.

El Centro Paralímpico se encuentra en estos momentos en la construcción de la segunda etapa, misma que contempla un albergue y una alberca techada, para el alojamiento y preparación de los deportistas. 

Reacciones: