El maratón de Nueva York suspendido.



El evento que sirve de escaparate para muchos atletas paralímpicos ha sido cancelado.

El alcalde Michael Bloomberg canceló el Maratón de Nueva York, en medio de duras críticas porque originalmente mantuvo la carrera en pie mientras la ciudad sigue afectada por los destrozos de la tormenta Sandy.
Muchos neoyorquinos criticaron la decisión original de correr el maratón el domingo y asignar recursos y policías para su organización, aun cuando amplios sectores de la ciudad siguen inundados y sin electricidad, y la cifra de muertos supera los 40.
Unos 40 mil corredores de todo el mundo iban a participar  en la carrera de 42 kilómetros, cuya ruta comenzaba en Staten Island, una de las zonas más afectadas por la tormenta.
"No queremos que haya una nube negra sobre la carrera o sus participantes, así que decidimos cancelarla", dijo el alcalde en un comunicado. "No podemos permitir que una polémica por una competencia atlética —incluso una tan importante como esta— le robe atención a todo el trabajo tan importante que se realiza para recuperarnos de la tormenta y poner a nuestra ciudad de pie".
Bloomberg calificó al maratón como "una parte esencial de la vida de Nueva York durante 40 años", y recordó que se trata de "un evento en el que participan miles de neoyorquinos y que es visto por millones".
Insistió que realizar la carrera no desviaría recursos asignados a las obras de recuperación, pero dijo que entiende la molestia que ocasionó.
"Está claro que se convirtió en una fuente de polémica y división", expresó. "El maratón siempre ha unido e inspirado a nuestra ciudad con historias de valor y determinación".
Reacciones: