El deporte es prioridad en mi sexenio: Presidente electo de México.

El presidente electo Enrique Peña Nieto aseguró que el deporte será una prioridad en su sexenio —a iniciar el próximo 1 de diciembre— pues tiene los recursos humanos para convertir a México en una potencia deportiva.

“El deporte, en todas sus modalidades, será una prioridad en mi gobierno, porque es también una importante forma de prevención del delito y adicciones, tenemos todo para volvernos en una potencia deportiva”, estableció. Explicó que impulsará el Plan Nacional para el Deporte y la Cultura Física a fin de expandir al deporte en los próximos 20 años. 

Para ser “una potencia”, Peña Nieto planteó —de acuerdo con la respuesta que dio a la pregunta de un ciudadano a través de su sitio en internet— reorganizar el sistema deportivo nacional, rescatar junto con ciudadanos y autoridades locales 2 mil 500 parques y espacios deportivos. Construir 32 unidades deportivas estatales, con instalaciones adaptadas a las necesidades de las personas con discapacidad. Impulsar el deporte estudiantil mediante un sistema nacional de olimpiadas inter-escolares. 


El plan contempla organizar en México eventos deportivos internacionales de trascendencia.

Además, otorgar más apoyos a los atletas mexicanos de alto rendimiento, “con un programa que les asegure un futuro productivo y fortalecer los programas para capacitar y formar especialistas técnicos y entrenadores deportivos del país”.

En las respuestas que dio Peña Nieto a ciudadanos, destaca una relacionada con apoyos a estudiantes. El futuro mandatario precisó que durante su mandato habrá becas para que los jóvenes no se queden sin acceso a la escuela por falta de recursos económicos. Rechazó calificar como “ninis” a los jóvenes mexicanos que no estudian ni trabajan. 

Indicó que es necesario lograr el crecimiento de la economía nacional a fin de que los jóvenes tengan oportunidades laborales al concluir su preparación.

Se reúne con FCH por 7ª vez Los presidentes saliente y entrante, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, respectivamente, se reunieron ayer por séptima ocasión desde el triunfo del priísta en la elección pasada.

Peña Nieto arribó a Los Pinos a las 11:30 horas sin hacer declaraciones y sin que las áreas de comunicación de presidencia y del presidente electo precisaran el motivo del encuentro. En dichas reuniones Calderón y Peña Nieto han abordado temas de seguridad y economía. 

El todavía Presidente ha sido enfático en diversos discursos en pedir a su sucesor que continúe con la lucha contra el crimen organizado. Todavía el miércoles, Calderón recomendó al nuevo gobierno que “no baje la guardia” en materia de impulso a la productividad debido a que las condiciones de la economía global.
Reacciones: